¿Puede ser seguro usar los medios sociales detrás del volante?

En el 2008, se estima que 6.000 personas murieron driving-textingy 500.000 resultaron heridas debido a accidentes de automóviles relacionados con el uso del teléfono móvil. “Conducir distraído es una epidemia y que parece esta empeorando cada año”, dijo el secretario de Transporte de EE.UU. Ray LaHood. Así que, cuando Ford Motors decidió añadir Twitter al arsenal de dispositivos que contribuyen a una conducción distraída, las cuestiones de seguridad han llegado a ser una preocupación destacada.

El  Show del Consumidor Electrónico (CES), reunió en el 2010 a la industria y los expertos de los gobiernos para responder a preguntas y plantear cuestiones relacionadas con el anuncio de Ford, de que estaría preparando el lanzamiento de los medios de comunicación social en los coches en el 2010. La primera y obvia pregunta de la mayoría de los participantes pregunta fue:

¿Es seguro utilizar los medios de comunicación social mientras estás conduciendo?

“No,” dice Peter Appel, hombre clave de la Administración de Obama sobre la investigación del transporte. El lenguaje corto y absolutista de Appel es indicativo de la seriedad con que el gobierno está tomando la distracción en la conducción. Dada la postura aleccionadora de la Administración, la siguiente pregunta lógica es:

¿Es posible detener la tecnología que nos distrae?

Hay productos comerciales que ya están en marcha,no-mobile-phones y pueden desactivar los teléfonos móviles durante la conducción. Por ejemplo, Taser, los fabricantes de armas  de electrocución no letales, ha desarrollado una aplicación bastante inquietante, que permite a los padres el control de los teléfonos celulares de sus hijos. Entre sus muchas características, está la capacidad de deshabilitar llamadas y mensajes de texto dentro de la proximidad del coche.

Si bien no puede ser constitucionalmente viable para el gobierno restringir ciertos comportamientos (Appel dice que la Administración de Obama no tiene ningún interés en la regulación de lo que la gente puede y no puede hacer mientras se conduce), Ford Motors ha optado por desactivar algunas funciones mientras el automóvil está en movimiento. Por ejemplo, la central en el tablero desactiva tareas complejas, tales como ver videos musicales, hasta que el coche está aparcado. Ford dice que la política para tomar decisiones paternalistas sobre los conductores se hizo independientemente del gobierno, dejando la esperanza de que el sector privado puede, en cierta medida, auto-regular la seguridad.

Controles del volante y activación de la voz

El imperturbable mantra de la dirección de Ford en la apetura del salón CES  fué:  “manos en el volante, los ojos en la carretera.” Ford sostiene que los controles del volante y los comandos de voz facilitan la realización de manera más eficaz que lidiar con un teléfono celular.

¿Pueden los conductores usar los mandos del volante para Tweet?

Ford cree que la voz y las aplicaciones sociales controladas por el volante podrían traer los medios de comunicación social al asiento del conductor de una manera segura y eficaz.

Es demasiado pronto para decir si los fabricantes de vehículos pueden diseñar una elegante interfaz de usuario como para competir con los teléfonos inteligentes. Además, las medidas de seguridad que prohiben a las personas leer tweets durante la conducción puede reducir la utilidad de estas aplicaciones para el punto de que ya no vale la pena utilizarlas en la carretera. El tipo de usuario de los medios de comunicación social, l0 suficientemente obsesivo para escuchar a tweets durante la conducción, puede llegar a sentirse muy frustrado por la lentitud de voz de texto. Después de todo, ¿cuántos tweets puede el usuario promedio de Twitter analizar en el tiempo que lleva vocear un tweet?

El representante de Ford fué más optimista acerca de la utilidad de la tecnología de Ford para las aplicaciones sociales, como la de Pandora , una popular y personalizable aplicación de radio de Internet. Pandora tiene relativamente pocas opciones (selección del género, “thumbs up” preferencia de selección), que puede ser hecho a la perfección con los controles de voz existentes en el volante sin afectar negativamente la experiencia del usuario.

Conclusión

En última instancia, la distracción al conducir es inevitable, y tanto los gobiernos como la industria del automóvil deben enfrentarse a ella de frente. La nueva tecnología de Ford, al menos parece hacer más seguro utilizar los medios de comunicación social y multimedia durante la conducción, y por lo tanto es un paso en la dirección correcta, pero tomará más que tecnología para engendrar conductores seguros. Si es posible, es probable que se requiera una combinación de legislación, conciencia social e innovación tecnológica, para crear una unión eficaz y segura entre los medios de comunicación social y la conducción.