El “Hack” de Gmail no es nada más que un esquema de phishing.

Hubo un montón de alboroto hace unos días sobre un supuesto hack de Gmail, que permite a los atacantes manipular los filtros de las víctimas de Gmail sin su consentimiento. Dicho hack, según se dice, ha conducido al robo de varios dominios; el “arreglo temporario” como se sugirió por Geek Condition, era instalar el NoScript addon de Firefox.

Ahora, Google ha reaccionado. Ellos dicen que han investigado el problema, y no han encontrado vulnerabilidad. Todo el asunto es un esquema de phishing; las víctimas debían dar sus credenciales de Gmail a un sitio de phishing, y entonces los atacantes tendrían la posibilidad de alterar los filtros. Para estar libres de intentos de phishing, bien, lo que puedo decir es esto: no escuches a la gente que no conoces, y no cliquees en enlaces sosppechosos.

Resumiendo, nada que hacer por aquí, sigamos adelante.