Google Latitude permite a los usuarios seguir sus propias huellas

Google ha añadido una característica opcional para location-trackingsu aplicación libre, Latitude, para dispositivos móviles, que permite a los usuarios ver dónde han estado. Por ahora, la información sólo es accesible para el usuario individual, pero la funcionalidad sugiere una variedad de posibilidades, si se les permitiera compartir – como el seguimiento de los niños por los padres, o el seguimiento de los empleados por las empresas de reparto .

Los usuarios del software de localización de Google para móviles, pueden ahora rastrear su paradero, y recibir alertas cuando los contactos están cerca, gracias a dos características añadidas al software el martes.

La aplicación gratuita, Google Latitude, presentada a principios de este año, para una variedad de teléfonos celulares, fue originalmente diseñada para que los amigos, pudieran ver sus ubicaciones y luego ponerse en contacto entre sí a través de SMS, mensajería instantánea o teléfono, para reunirse entre ellos, cuando estuvieran en las cercanías.

Ahora, al permitir una nueva característica sobre la historia de las ubicaciones, los usuarios también pueden almacenar, visualizar y administrar sus propias localizaciones pasadas de  Latitude. Con Google Locations Alerts, mientras tanto, pueden ser notificados cuando sus amigos están cerca, evitando así la necesidad de chequear Latitude, para ver la actividad actualizada.

Ambas características fueron peticiones populares, el ingeniero de software,Chris Lambert, señaló al anunciar los cambios en el blog de Google para móviles.

Historia de localizaciones

Los usuarios de la función  historia de localizaciones pueden visualizar la ubicación de su paradero pasado, en Google Maps y Google Earth o reproducir un viaje reciente. También se pueden borrar partes de su historia o una historia completa de localización en cualquier momento.

Alerta de localizaciones

La ubicación función de alertas de Google, que ahora está en fase beta, requiere que los usuarios en primer lugar habiliten la historia de localización, de modo de poder saber qué lugares son parte de la rutina habitual, y evitar la creación de alertas para esos lugares.

Esta tecnología envía alertas cuando los usuarios están en un lugar poco común, o en un lugar habitual en un momento extraño “, señalando que la característica puede tardar hasta una semana, para aprender a hacer esas distinciones, en un usuario particular.

Muchas implicaciones prácticas

Los servicios de buscadores de amigos se suelen utilizar como una herramienta social, pero “también hay muchas implicaciones prácticas”, dijo Greg Sterling, analista principal de Sterling Market Intelligence.

Las familias, por ejemplo, pueden encontrar muy útil, la nueva característica de Latitude, señaló.

De hecho, la característica de ratreo de localización, spspodría ofrecer a los padres de los adolescentes, bastante  paz mental.

La seguridad también podría ser un beneficio, añadió. Cuando  los usuarios de móviles se encuentran perdidos, por ejemplo, se podría utilizar la tecnología para dar marcha atrás.

Los fans del Geocaching, que pueden perder la pista de su paradero, en su complicada caza del tesoro, podrían utilizar la función como “una especie de rastro de migas digital”.

En el mundo de los negocios, mientras tanto, las aplicaciones podrían incluir el paquete de entrega y las organizaciones de servicios de campo, en ambos casos se tiene necesidad  “de saber dónde está su gente y dónde han estado” a fin de controlar las rutas y la productividad.

Mientras tanto Latitude, como Glympse (que también ofrece capacidades de seguimiento), son libres, hay servicios de suscripción construídos en torno a una idea similar.

Preocupaciones privadas

Aunque Google dice que las historias de los usuarios de localización no se transmiten a sus contactos en Latitude, sin embargo, algunas personas pueden sentirse incómodas con las nuevas capacidades.

Por supuesto, esas personas “no tienen que participar en el sistema y no tener que utilizar Latitude en absoluto en esos casos”.
Testeando los límites

“Es sorprendente lo abiertos que hemos llegado a ser”. “Parece que cada vez que aparece alguna innovación que hace nuestra vida más pública, hay siempre una reacción de privacidad, pero luego la aceptamos”.

Google y Facebook están en “una carrera para hacer de la web un lugar social”. “Los dos están probando los límites de lo que la gente va a aceptar”.

Como resultado, “los ciudadanos  en general, están aprendiendo a vivir con un alto grado de visibilidad que nunca habrían aceptado hace 10, o incluso hace cinco años atrás, porque nos damos cuenta de que realmente no es gran cosa”.

Nuevas reglas de  etiqueta están evolucionando también,  para que el potencial de intrusismo sea más aceptable.

“No es una cuestión de tecnología, el ser ofensivo o invasivo, es una cuestión de cómo se utiliza”.